Se encuentran toxinas transgénicas en sangre humana

Fuente: http://indiatoday.intoday.in/story/toxin-from-gm-crops-found-in-human-blood/1/137728.html

Han surgido nuevas dudas sobre la seguridad de los cultivos modificados genéticamente (MG). Por primera vez, nuevos estudios han identificado la presencia de la toxina Bt, utilizado ampliamente en los cultivos transgénicos, en sangre humana.

Los cultivos transgénicos con la toxina Bt incorporan genes extraídos de una bacteria (Bacillus thuringiensis) para tratar de hacer que los cultivos sean resistentes a los ataques de plagas.

Estos genes hacen que los cultivos tóxicos para las plagas, pero comunmente se ha afirma que no representan ningún peligro para el medio ambiente y la salud humana. La berenjena modificada genéticamente, cuyo lanzamiento comercial fue detenido hace un año, tiene una toxina derivada de una bacteria del suelo llamada Bacillus thuringiensis (Bt).

Hasta ahora, los científicos y las corporaciones multinacionales que promueven los cultivos transgénicos han mantenido que la toxina Bt no representa ningún peligro para la salud humana porque la proteína se descompone supuestamente en el intestino humano. Pero la presencia de esta toxina en la sangre humana demuestra que esto no sucede.

Científicos de la Universidad de Sherbrooke, Canadá, han detectado la proteína insecticida, Cry1Ab, circulando en la sangre de mujeres embarazadas, así como de mujeres no embarazadas.

Ellos también han detectado la toxina en la sangre fetal, lo que implica que podría pasar a la siguiente generación. El trabajo de investigación ha sido revisada por expertos y aceptado para su publicación en el Diario de Toxicología Reproductiva. El estudio abarcó a 30 mujeres embarazadas y 39 mujeres que habían venido para la ligadura de trompas en el Centro Hospitalario Universitario de Sherbrooke (CHUS) en Quebec.

Ninguno de ellos había trabajado o vivido con un cónyuge que trabaja en contacto con pesticidas.

Todos estaban consumiendo una dieta típica que incluye en Canadá allgunos alimentos transgénicos como la soja, el maíz y la papa. Las muestras de sangre fueron tomadas antes del parto para las mujeres embarazadas y en la ligadura de trompas en las mujeres no embarazadas. El cordón umbilical se realizó el muestreo de sangre después del nacimiento.

La toxina Cry1Ab se detectó en el 93 por ciento y 80 por ciento de las muestras de sangre materna y fetal, respectivamente, y en un 69 por ciento de las muestras de sangre analizadas de mujeres no embarazadas. Estudios anteriores habían encontrado pequeñas cantidades de la toxina Cry1Ab en los contenidos gastrointestinales de animales alimentados con maíz transgénico. Esto dio lugar a temores de que las toxinas no pueden ser eliminados con eficacia en los seres humanos y puede haber un alto riesgo de exposición a través del consumo de carne (la alimentación de los animales en la ganadería convencional suele incluir soja y maíz transgénicos).

“Los datos generados ayudará a las agencias reguladoras responsables de la protección de la salud de las personas a tomar mejores decisiones”, señalaron los investigadores Aziz Aris y Samuel Leblanc.

Teniendo en cuenta la potencial toxicidad de estos contaminantes del medio ambiente y la fragilidad del feto, se necesitan más estudios, especialmente aquellos que utilizan el enfoque de la transferencia placentaria, añadieron los expertos. También han advertido de graves consecuencias para la India. El aceite de semilla de algodón se elabora a partir de semillas de algodón  modificado genéticamente, y por lo tanto la toxina Bt puede haber entrado ya en la cadena alimentaria en la India.

“Los legisladores indios deben pedir inmediatamente estudios toxicológicos para conocer el grado de contaminación de la sangre humana con las toxinas Bt procedente de aceite de algodón, y también determinar los impactos a largo plazo para la salud”, dijo Devinder Sharma, un activista anti-transgénicos.

Anuncios

Pimiento Verde Transgénico Reloaded

El Pimiento Verde Transgénico fue una publicación elaborada en 2004 entre un grupo de personas vinculadas al movimiento anti-transgénico, que pretendió ofrecer una visión global de lo que representa la agricultura transgénica, de las resistencias globales que han estado surgiendo ante su progresiva imposición y de la situación actual en el Estado Español (bueno, la situación de 2004, pero no ha cambiado tanto). Además, quiso ser también una herramienta; un llamamiento a autorganizarse y a pasar a la acción.

Reproducimos algunos de los contenidos de esa publicación por su valor histórico como materiales de la lucha anti-transgénica y por considerar que todavía son informativos y de utilidad:

Polonia prohibe el maíz transgénico MON810

7 Abril 2012

El ministro de Agricultura del Gobierno polaco, Marek Sawicki, ha fijado otra norma internacional contra los transgénicos de la polémica empresa Monsanto. Sawicki dice que además de estar vinculado a riesgos sobre la salud humana, el polen procedente de esta cepa de GM en realidad podría ser devastador para la población de abejas, que experimenta reducciones nunca vistas antes en muchos países.

De hecho, el 9 de marzo de 2012, hubo una oposición similar a las cepas MG de Monsanto. En esa fecha, 7 países europeos bloquearon la propuesta de la Presidencia danesa de permitir el cultivo de transgénicos en el continente europeo. Los países que bloquearon esta propuesta fueron: Bélgica, Gran Bretaña, Bulgaria, Francia, Alemania, Irlanda y Eslovaquia. Una semana después de este anuncio, Francia impuso una prohibición temporal del maíz MG de Monsanto, MON810.

Francia prohibe temporalmente el maíz transgénico MON810

17 de marzo 2012

Es el cuarto año que se consigue evitar la siembra de maíz transgénico (MON810) en territorio francés. Los activistas antitransgénicos lo valoran como una buena noticia. En palabras de Bové, activista antitransgénico y eurodiputado: “El riesgo ha sido evitado. Ahora tenemos una garantía de que no habrá ningún maíz transgénico en 2012. Este es el cuarto año consecutivo, así que obviamente es una buena noticia.” Bové, en el pasado participó en campañas contra de estos cultivos y cumplió dos condenas separadas por la destrucción de los cultivos transgénicos de maíz y arroz a finales de 1990.

Él sugiere que Francia siga el ejemplo de Alemania, que tiene reglas estrictas que impiden que los cultivos transgénicos se siembren dentro de un rango de un kilómetro de cultivos no modificados genéticamente. Por su parte, Monsanto dijo en enero que no tenía ninguna intención de vender maíz transgénico en Francia, ya que consideró que el mercado no estaba “preparado”.

Hungría destruye sus campos de maíz transgénico

En Julio de 2011, unas 400 hectáreas de maíz cultivados con semillas modificadas genéticamente fueron destruidas en toda Hungría, según el sub-secretario de Estado del Ministerio de Desarrollo Rural, Bognar Lajos. ‘El maíz transgénico ha sido arado, pero el polen no se ha diseminado desde el maíz’, Dijo Bognar Lajos.

Las autoridades han controlado los cultivos transgénicos desde el comienzo de este año ya que una nueva regulación entró en vigor en el mes de marzo, que establece controles de GMO antes de que las semillas se introduzcan en el mercado.

Los controles han encontrado productos transgénicos de Pioneer and Monsanto, entre las semillas plantadas. El libre comercio de bienes en la UE implica que las autoridades no investigarán cómo llegaron las semillas a Hungría, pero harán controles periódicos. ‘Los controles continuarán a pesar de que los comerciantes de semillas están obligados a asegurarse de que sus productos están libres de transgénicos’, dijo Bognar.

A diferencia de varios miembros de la UE, las semillas transgénicas están prohibidas en Hungría.

Fuente: GM watch

La contaminación transgénica afecta también a los apicultores: el Tribunal de Justicia Europeo regula la miel transgénica

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) decidió el pasado 6 de Septiembre de 2011 que una miel o cualquier complementos alimenticio que contengan polen derivado de un transgénico -aunque sea por una contaminación transgénica accidental- deberán contar con autorización previa para ser comercializados. Sin embargo, el tribunal señala que el polen modificado ya no constituye en sí mismo un transgénico, dado que ha perdido sus capacidades reproductiva y de transferir material genético. Es decir, que aunque una miel contaminada con restos de transgénicos no debe someterse a las normas de estos alimentos, tampoco puede venderse sin autorización ni etiquetado. El caso es relevante porque el polen de los transgénicos viaja grandes distancias y con cierta frecuencia contamina cultivos ecológicos.

El litigio sobre el que se ha pronunciado el TUE deriva del enfrentamiento del apicultor Karl Heinz Bablok y otros cuatro productores de miel con el Estado de Baviera (Alemania), propietario de terrenos en los que se ha cultivado durante años el maíz MON 810, genéticamente modificado por la multinacional Monsanto para producir unas toxinas que destruyen las larvas de una mariposa parásita.

Bablok produce miel para consumo propio y para la venta y hasta 2005 también producía polen que comercializaba como complemento alimenticio. Aquel año se detectó ADN de la variedad de maíz transgénico MON 810 y de proteínas transgénicas en el polen y en muestras de miel de las colmenas que tenía a 500 metros de las explotaciones experimentales el Gobierno bávaro. Bablok concluyó que tales residuos hacían que sus productos no fueran aptos para el comercio y consumo, por lo que llevó al Gobierno de Múnich a los tribunales.

El tribunal de lo contencioso-administrativo de Baviera preguntó al TUE si la mera presencia de derivados del polen transgénico que ha perdido su capacidad de reproducción obliga a que la comercialización esté supeditada a autorización previa.

La sentencia señala que si bien el polen derivado de una variedad de maíz transgénico no es un transgénico propiamente dicho, “productos como la miel y los complementos alimenticios que contiene dicho polen constituyen alimentos que contienen ingredientes producidos a partir de un transgénico” y que en calidad de ingredientes deben someterse al régimen de autorización. No exime de tal autorización, según el tribunal, ni el carácter intencional ni el fortuito de la aparición de dicho polen en la miel.

Monsanto esgrimió que como la aparición del ADN no era intencional no debería ser etiquetada, algo que ha sido desestimado. La firma no quiso ayer comentar el fondo de la sentencia con el argumento de que se trata de “tecnicismos jurídicos de las aprobaciones en la UE de MON 810”, aunque insitió en que la seguridad de su producto está garantizada.

El Tribunal de Justicia Europeo también señala que la autorización obligatoria es independiente de la proporción de material modificado genéticamente contenida en el producto. Así, Bablok deberá solicitar permiso para comercializar su miel y su polen. No estaba en cuestión si el apicultor podía vender sus productos etiquetados como ecológicos, pero fuentes jurídicas deducen de la sentencia que la obligación de autorización del material modificado genéticamente impide que pueda comercializarse como “producto ecológico”.

Para el grupo de los Verdes del Parlamento Europeo, el caso de Bablok y la sentencia del TUE prueban que la coexistencia de cultivos tradicionales y transgénicos “es una falacia” porque “permitir el cultivo de transgénicos lleva claramente a la contaminación de cultivos no transgénicos y otros alimentos”.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Golpe/judicial/contaminacion/transgenica/Monsanto/elpepisoc/20110907elpepisoc_9/Tes

“Los transgénicos son tóxicos para la salud humana”

Entrevista en Abril de 2009 a Dr. Gilles-Eric Séralini, catedrático de Biología Molecular, especialista en toxicidad de variedades transgénicas y herbicidas y presidente del consejo científico del Comité de Recherche et d´Information Indépendantes sur le Génie Génétique (Criigen). Durante 9 años trabajó para el Gobierno francés evaluando los efectos de los transgénicos en la salud y ahora es experto de la Comisión Europea en transgénicos.

Puedes encontrar la entrevista completa aquí: LVG200904080561LB